martes, 16 de noviembre de 2010

El mar

Elizabeth Schön

El mar se escurre entre mis dedos. Lo siento caliente, acogedor. En el fondo arenoso, las algas forman una entramada que se me engarza en los pies, y yo veo los musgos que se extienden en las raíces de los árboles y trepan hacia las copas, hacia los gajos y las semillas... Miro el mar, el mar está azul, de un azul espeso que me parece tuviese la consistencia de una lana muy fuerte y muy estable. Miro su resplandor, la espuma que se estira sobre la playa y cubre todas las piedras. Recuerdo esas sabanas donde la arena resplandece y sólo crecen las sombras de las aves que vuelan, y me digo y me repito que entre el abuelo y el mar hay una semejanza muy grande: siempre están conmigo.

........................
Fragmento de la novela El abuelo, la cesta y el mar, 1969.

No hay comentarios: