jueves, 23 de septiembre de 2010

Dormir

Eugenio Montejo

Dormir, pero en los viejos camarotes,
junto al flotante maderamen,
por los aires salinos, mar adentro.

En noches que el olvido olea despacio
y a bordo nadie se pregunta
si el barco viene o vuelve.

Dado a las ondas que nos llevan
sobre sus lomos de camellos,
ya sin deseo de ver tierra.

Y sentir la anestesia de los peces
con su mudez vidriosa
que cubre los espejos.

Cobrarnos el sueño que nos deben
tantas noches de lámparas,
tantos rotos poemas.

Dormir, dormir en viejos camarotes
y mullidas literas y vaivenes,
mientras la noche va cubriendo el mundo
con sordos resoplidos de ballena.

..................................
Del libro Algunas palabras, 1976. Porque la noche llega de igual forma para todos, dedico este poema a mi gran amigo J.L.S.

No hay comentarios: