martes, 30 de septiembre de 2014

Del tiempo como metáfora

Juan Calzadilla

No puedo imaginar el tiempo,
ni el tuyo ni el mío.
Mucho menos podría definirlo
para adecuarlo a una situación
que entretanto ya habrá pasado.
Basta de pedirme que dé la cara
a fin de que la gente sepa a qué atenerse
respecto a lo que soy o no soy.
Basta de corporizarme
en cuanta ocasión se presenta
con la consabida frase:
«Soy fulanito de tal»
para que obviamente el otro
pueda formarse su opinión:
«Sí, es un bípedo, vale decir, un animal».
Solo si trato de definirme
creo poder encerrar el tiempo
en mi idea de la medida del tiempo.
Vana ilusión. Con eso únicamente
estaré construyendo una frase.
Pero si ensayo vivir a tiempo
entonces ¿qué sentido tiene
ocuparme de la definición?

.......................
De Aforemas, 2004. En este caso tomado de la antología Poesía por mandato, 2014.

No hay comentarios: