martes, 30 de octubre de 2012

Una mirada a Alfa Centauri

Mariano Ribas

Desde todo punto de vista, Alfa Centauri es una estrella sumamente especial. Y eso es lo que le da a este notable descubrimiento un sabor único. Por empezar, se trata de la estrella más cercana al Sol: está a sólo 4,3 años luz. Muy poco en términos interestelares. Pero muchísimo para nuestras modestas escalas cotidianas: son 41 billones (millones de millones) de kilómetros (1 año luz son casi 10 billones de kilómetros). ¿Difícil de asimilar? Usemos escalas: si el Sol estuviese a un metro de la Tierra, Alfa Centauri estaría a unos 275 kilómetros de ambos. Sin ninguna otra estrella en el medio.

Alfa Centauri vista desde Córdoba.
Pero hay más: Alfa Centauri es la tercera estrella más brillante del cielo nocturno (sólo superada por las magníficas Sirio y Canopus). Un verdadero faro del firmamento austral que, como su nombre lo indica, es la principal luminaria de la constelación del Centauro. Y se la ve muy cerca de la mismísima Cruz del Sur. Justamente: junto a su compañera (aparente) en el cielo, Beta Centauri, ambas “señalan” a esa pequeña, pero brillante constelación, insignia del cielo de nuestro hemisferio. Esta foto, tomada en las sierras de Córdoba, muestra cómo se ve a ojo desnudo toda esa región celeste.

A propósito de esto último: además de cercana y brillante, Alfa Centauri es más de lo que parece a simple vista. En 1752, el astrónomo francés Nicolas Louis de Lacaille, desde Sudáfrica, apuntó un pequeño telescopio a la luminosa estrella y para su sorpresa, se encontró con dos puntos de luz casi pegados: Alfa Centauri A y Alfa Centauri B. La primera es una estrella blanco-amarillenta, un poco (10-20 por ciento) más grande y luminosa que el Sol. Y la segunda es amarillo-anaranjada, un poco más chica que el Sol, y con la mitad de su brillo. Alfa Centauri A y B giran en torno de un centro de masa común, con un período orbital de 80 años. Juntas forman un sistema estelar binario. Pero probablemente sean tres: en 1915, el británico Robert Innes descubrió a Próxima Centauri, una modestísima estrella enana roja (la especie estelar más humilde, y a la vez más abundante), ubicada en el cielo a un par de grados del par A-B. Y que, al parecer, gira en torno de ambas, siguiendo una órbita inmensa de medio millón de años. Próxima Centauri está un poco más cerca de nosotros: a 4,2 años luz del Sistema Solar (pero es tan pálida que para verla hace falta un telescopio y una buena carta celeste).

.............
Publicado por Página/12 el 27-10-2012.

No hay comentarios: