domingo, 10 de julio de 2011

Los archirricos

Carlos Weitz

“Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.” Sancho Panza a Don Quijote

Miguel de Cervantes 

Menos del 0,002 por ciento de la población mundial acumula más de la tercera parte de la riqueza existente en el conjunto de naciones. Durante el 2010 ,sólo 103.000 personas concentraban el 36,1 por ciento de los activos del planeta, habitado por más de 7000 millones de seres humanos. La información proviene de la revista World Wealth Report, que destaca que Estados Unidos se encuentra en la cabecera de este afortunado pelotón de súper elite, con cerca de 40.000 inversores que acaparan activos por más de 30 millones de dólares cada uno.

Un informe publicado por Boston Consulting Group remarca el fuerte enriquecimiento que han experimentado los potentados provenientes de Asia, señalando que en China ya son 393 las familias que superan los 100 millones de dólares acumulando una tasa de crecimiento del 30 por ciento anual. 

Bajando un escalón en el tamaño de riqueza atesorada, una investigación realizada por el banco de inversión Merrill Lynch señala que la cantidad de inversores de altos ingresos (high net worth people) alcanzó el año pasado en Asia la cifra de 3,3 millones de personas, superando por primera vez a los 3,1 millones de europeos que se encuentran en esta categoría. En el mismo rubro, China se ubica en cuarto lugar en el mundo detrás de Estados Unidos, Japón y Alemania. 

El periodista norteamericano Paul Sullivan publicó la semana pasada un artículo en New York Times recopilando información de distintas fuentes que le permitieron extraer interesantes conclusiones sobre dónde se localizan y en qué invierten las familias más acaudaladas del planeta.

En los últimos años, este reducido segmento de la población ha aumentado sus inversiones en acciones, pasando del 29 por ciento en 2009 al 33 por ciento en 2010. 

Los millonarios norteamericanos son los que más invierten en instrumentos bursátiles, alcanzando un porcentaje del 44 por ciento en el 2010 contra un 41 por ciento en 2009. Otro patrón de comportamiento típico de estos inversores es el elevado grado de diversificación que evidencian sus activos, buscando minimizar riesgos políticos, económicos y financieros. Al menos un tercio de las inversiones de los súper ricos se encuentra colocada fuera de sus naciones de origen. 

Mientras que los estadounidenses son los que mas invierten en activos locales, los latinoamericanos son los campeones mundiales en el arte de sacar sus posesiones tan lejos como sea posible de sus queridos países natales.

Como dato de color, el informe del World Wealth Report del año pasado destaca que una parte importante de las fondos provenientes de los denominados mercados emergentes se canalizaron hacia las llamadas “inversiones de pasión”, entre las que se destacan la adquisición de autos de lujo, obras de arte y clubes de fútbol. 

Un informe del Crédit Suisse Global Wealth Databook del 2010 detalla cómo se distribuye geográficamente toda la riqueza mundial. Estados Unidos encabeza el ranking, con un 32 por ciento; seguido de cerca por Europa, con un 30 por ciento, y por Asia (sin China) con el 22. Los últimos lugares son ocupados por China, con el 8 por ciento; Latinoamérica, con el 5; India, con el 2; quedando relegado el continente africano al último lugar, sólo con el 1 por ciento.

Para desconcierto de más del 99 por ciento de la población mundial, y luego de analizar la información disponible sobre el tema, la evolución reciente de las grandes fortunas, así como las tendencias que se pueden proyectar, el periodista norteamericano concluye en su artículo que sólo los ricos son cada vez más ricos, mientras que el porvenir económico del resto de la humanidad no está del todo claro.

............................................
Publicado por Página 12 el 3-7-2011.

No hay comentarios: